Monetizando los apuntes

11 Sep

Acabo de leer en GenBeta que ha nacido una startup española llamada Wannanotes. La idea de negocio del proyecto es, como indican en el título del artículo de Genbeta, traficar con tus apuntes. Es decir, en vez de colgarlos en una web como “El rincón del vago” o en un blog como éste mismo desde donde escribo, subes los apuntes a la web de Wannanotes y los pones a la venta.

Personalmente, creo que es una opción interesante para determinado tipo de personas que consideran que sus apuntes son buenos, que se los han currado y que si otros quieren aprovecharse de su trabajo, deben pagar por ello. Sin embargo, mi opinión es diferente.

Considero que los apuntes son algo personal, en el sentido de que todo el mundo tiene un estilo propio: desde aquellos que utilizan colorines y regla para los subrayados, hasta los que toman apuntes con el boli que les deja un compañero sobre el envoltorio arrugado del bocata. Los hay que utilizan abreviaturas que rozan la taquigrafía y los que, como yo, parece que están redactando una transcripción de lo que el profesor explica en clase (de cuando estudiaba en la universidad presencial)…

El caso es que los apuntes, se tomen en papel o en formato electrónico, sirven a las necesidades de cada estudiante en particular.  Y es con respecto a las necesidades que cubren los apuntes donde quería llegar en mi comentario sobre Wannanotes. Mis apuntes los redacto para mí, para servir de apoyo a mis estudios. Para facilitarme la asimilación de conceptos, traduciendo el temario a un lenguaje que yo comprenda y que encaje con mis procesos mentales.

Hacer que mis apuntes sean legibles, claros, sencillos es una consecuencia de la tarea de asimilación de los contenidos que estoy estudiando. Y utilizar soportes electrónicos para ellos ha sido una consecuencia natural de mi relación con la toma de apuntes (y de la evolución tecnológica desde los tiempos en los que estudiaba en la universidad presencial)

Pero el compartir los apuntes en un blog como este, para que cualquiera pueda descargarlos, también satisface una necesidad egoísta: la de obligarme a mantener un ritmo de estudio más o menos uniforme, a tomar unos apuntes claros y presentables. Es un compromiso de calidad al que he llegado conmigo mismo; un compromiso que beneficia a mi capacidad de estudio y al nivel de aprendizaje que alcanzo.

Compartiendo el resultado de ese esfuerzo espero aportar un poquito de ayuda a quien pueda necesitarla. Y cada vez que recibo un correo desde Box.net informándome que alguien se ha descargado mis apuntes, me siento suficientemente recompensado. Mi recompensa es el superación de la asignatura, los conocimientos adquiridos. Pero si además, esos apuntes ayudan a otros, la recompensa es mayor, aunque no sea monetaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: